Saltar al contenido

VIDEOANÁLISIS – CHAMPIONS LEAGUE (FINAL)

 
A continuación un recopilatorio de lo más relevante de la Final de UEFA Champions League.
 
BAYERN MUNICH – ATAQUE POSICIONAL
Flick buscó controlar su transición defensiva quitándole 20 metros de altura a la recepción de Davies y acercándole a la línea defensiva, por lo que algunos de los mecanismos usados anteriormente por el Bayern (dualidad Davies-extremo zurdo) no tuvieron tanta vigencia en esta final. Con Coman abierto, y lo que suponía su gambeta y amenaza, el plan en campo contrario pudo mantenerse. En general, las cadenas de pase del Bayern, unas dirigidas por Thiago. eran llevadas de lado a lado, para conectar con Kimmich o Coman, que a uno de éstos un socio cercano les rompiese en profundidad para darles mayor tiempo-espacio para el envío, y acabarlo con un centro al área, con Müller, Lewandoski, y el extremo del costado opuesto en zonas de remate (gol de Coman llega así), y Goretzka esperando el rechace.
 
 
 
PARIS SAINT-GERMAIN – DEFENSA Y PRESIÓN
El plan de Tuchel era claro; flotando el pase entre centrales y dejando que los zagueros del Bayern dirigiesen los primeros pases ya desde el pico de su propia área, situó a la pareja de extremos en intermedias, buscando disuadir la línea de pase sobre el lateral, bascular ahí, e intentar robar el pase hacia adentro, ya con los 3 atacantes en carril central y listos para el contragolpe a 3 pases. Si el Bayern lograba encontrar al lateral como hombre libre, el salto a ése dependía de la jugada; Marquinhos en una ayuda fuera de zona, Kehrer achicando, o bien Ander, aunque éste estuviese más enfocado a la presión sobre Thiago; en general la pareja de interiores se centró en el eje central, y no tanto en recorridos hacia afuera. La realidad es que cuando el Bayern empezó a conectar con Thiago en el 30′, y con el pasar de los minutos y el cansancio en las piernas, la presión que buenos frutos había dado (así consiguen el remate de Neymar en el 17′), fue perdiendo calidad y valor.
 
THIAGO ALCÁNTARA – EL JUGADOR CLAVE DEL PARTIDO
Actuación casi legendaria la de Thiago Alcántara; por contexto y trascendencia individual para influir en el colectivo, propio y rival. A sus 29 años y llegado al pico de su madurez futbolística e interpretativa, fue la pieza sobre la que el Bayern de Flick cimentó su sexta Copa de Europa en el día final. Le entregó la manija y el control del juego a su equipo cuando, tras un inicio gris con pelota, estaba teniendo problemas para avanzar coral y limpio. Pases cortos, cambios de frente a dos toques ante presión, giros en salida para evitar siquiera que el acosador llegue a encimarle… una exhibición encontrando al hombre libre a cualquier altura y ante cualquier oposición. Fue el que obligó al Paris a correr mirando a su propia portería, y el único argumento de los alemanes para girar el medio rival. El gol lo culmina; la génesis del mismo se encuentra en un pase vertical suyo conectando con Kimmich a espaldas de Paredes, a partir de ahí, el Bayern tiene las inercias a favor y el Paris defiende a contracorriente. Al final, fue una buena definición de su partido; siempre obligó al rival a ir a contracorriente, a expensas de sus ojos y sus piernas.
 
BAYERN MUNICH CAMPEÓN DE LA UEFA CHAMPIONS LEAGUE 2019/20.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: