Saltar al contenido

DESTACADO DEL PARTIDO – MARTIN ØDEGAARD VS REAL SOCIEDAD

La posición de Ferland Mendy sería el detalle táctico principal de la puesta en escena del primer partido del Real Madrid en La Liga 2020-21. Pero –de cierta manera– también lo sería la inclusión inicial de Martin Ødegaard en el once titular, porque configuraría la organización del ataque de Zidane con respecto a la 2019-20 a partir del sistema, ya que cambiaría a un 4-2-3-1, teniendo un tercer elemento en el medio con mayor altura.

Ahora bien, la posición de Ødegaard sería en el carril central a espaldas del doble pivote contrario (Ander Guevara y Mikel Merino) siendo un elemento importante en el pasillo de adentro para la salida de balón del Real Madrid, tanto para instalarse en campo adversario con su altura entre líneas (a partir de los pases de Toni Kroos) como por sus acercamientos en ataque posicional para generar apoyos, acumular pases y atraer para liberar zonas.

En ocasiones se desplazaría hacia la banda derecha, pero manteniéndose por dentro (a espaldas de Mikel Merino), intentando recibir en esa zona. Sin embargo, el noruego no encontraría automatismos de pizarra que le permitiesen acumular el juego en ese sector ni recibir para intentar profundizar (ya sea para activar el lado débil como para filtrar a espaldas de la defensa contraria en ese sector), tanto porque no lo encontrarían tan seguido con su pase como por cierta incomodidad sobre dónde posicionarse, en gran parte por la diagonal hacia afuera de Luka Modrić o por los desplazamientos hacia adentro de Rodrygo.

Mientras que, en izquierda, donde había una mejor sinergia de pizarra entre el tándem Vinicius-Mendy, quienes se intercambiarían de manera constante de alturas y/o pasillos, el noruego conseguiría encontrar espacios para gestionar el ataque, en parte porque Toni Kroos lo encontrar entre líneas, o simplemente para apoyar.

El detalle está en que, sobre todo cuando se desplazaba hacia la izquierda, Ødegaard, quien se movía de acuerdo al desplazamiento de balón (se acercaba al lado fuerte), alejaba a Karim Benzema de la circulación del balón, dejándolo fijo de manera constante junto a los centrales, siendo un detalle que al Madrid de Zidane no le conviene demasiado, porque al final el francés ha sido el organizador constante de su equipo en los últimos años.

Zidane va a tener que retocar su pizarra para crear ciertos automatismos con Ødegaard en derecha, que le permitan tanto recibir con ventaja como tener cierto espacio para moverse entre líneas o hacia el costado, y así brindarle un mayor recorrido intermedio para gestionar más cómodo el ataque y no dejar que Karim Benzema esté tan alejado de la circulación.

Hovannes Marsuian Ver todo

Hovannes Marsuian es un joven venezolano analista y scout de fútbol. Admirador del fútbol sudamericano y de las ligas alemana, inglesa y sobre todo la española. Aunque está atento a otras ligas como la de México, Dinamarca, Holanda, Francia...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: