Saltar al contenido

INFORME SEMANAL: CLASIFICATORIAS CONMEBOL (JORNADA 1)

Con el inicio de la ronda de clasificatorias para el Mundial de 2022 en Qatar en el continente, nosotros de Mundial Scouting elaboramos un informe con valoraciones colectivas y apuntes individuales de actuaciones destacadas en cada uno de los equipos que disputaron la primera jornada en CONMEBOL. Entre los jugadores analizados, hemos profundizado sobre el rendimiento de nombres como Philippe Coutinho, André Carrillo, Robert Arboleda, Antonio Bustamante, Stefan Medina, Yangel Herrera e Francisco Sierralta, además de otros destacados. A continuación, los análisis con vídeo y descripción:

COLOMBIA – STEFAN MEDINA

La selección dirigida por Queiroz dejó buenas sensaciones en su primer partido ante el conjunto venezolano, sobre todo a partir de su ataque en campo rival. El cuadro colombiano partía del 4-3-3 con Wilmar Barrios en el pivote para ocupar los espacios de manera racional y buscar la creación constante de triángulos en los costados. James-Muriel, generalmente, daban la amplitud, Lerma-Cuadrado en intermedias, Duván Zapata sujetaba a centrales para evitar que se dieran superioridades defensivas en los costados y, como norma general, los laterales quedaban bajos completando estas triangulaciones.

Una vez se ocupaban los espacios y se formaban asociaciones y tríos, la selección colombiana, ante un débil bloque defensivo rival que permitía mucho espacio entre líneas (interiores vinotintos quedaban atraídos y centrales no saltaban a la recepciones interiores), ejecutó un juego muy fluido a partir de la movilidad e intercambio de roles para dinamizar las posesiones. Con James como eje central del juego, dotado de libertad para pisar cualquier carril (el resto de fichas compensaba esta flexibilidad posicional ocupando su espacio y manteniendo la coherencia en el posicionamiento), era muy vertical la circulación. Cada vez que el de amplitud recibía, el de intermedias rompía entre central-lateral rival y el jugador de base del triángulo ocupaba el espacio que dejaba ese jugador con la ruptura. El bloque progresaba de manera coral y fluida. Asimismo, el desplazamiento para activar los tríos de lado débil fueron claves. Colombia progresaba comandado por un gran James y buenas individualidades en cada posición.

La lesión de Santiago Arias dejó paso a Stefan Medina en el encuentro. Fue un antes y un después en este. El lateral, a partir de su capacidad para generar ventajas con y sin balón, permitió a sus compañeros progresar y llegar a línea de fondo con más asiduidad. Su contribución fue crucial en una banda en la que James solía desocupar con frecuencia y quedaba en inferioridad numérica. Dejó detalles de una inteligencia táctica por encima de muchos, dejando a sus compañeros con tiempo y espacio de manera constante.

VENEZUELA – YANGEL HERRERA

La selección venezolana presentó varios problemas en fase defensiva debido a su poca capacidad de coordinación en distintos contextos. Se posicionó con un bloque medio-bajo, en donde Yangel Herrera o los extremos (Jhon Murillo y Darwin Machís) podían lanzar presiones altas para achicar al ataque colombiano, sin embargo, no serían acompañados por la línea defensiva, que mantenía su zona o retrocedía (atraídos ante los movimientos profundos de Duván Zapata). Esto provocaría en varias ocasiones un espacio a espaldas de la línea del medio, sobre todo a los lados de Tomás Rincón.

También demostrarían fallos tras la pérdida del balón, porque cada futbolista cercano al esférico saltaba hacia el poseedor para generar una superioridad numérica, en la que no se lograrían cortar-recuperar por timing; además, dejaban libre las posibles relaciones en corto del contrario para que así la selección rival avanzara.

Esto provocaría distancias entre las líneas, que provocarían espacios, en gran parte en la zona derecha de Colombia, para avanzar y en los lados, ya que tanto Ronald Hernández como Roberto Rosales elevarían su posición en ataque. Ahora bien, los centrales (Chancellor y Wilker Ángel) fallarían al instante de realizar una cobertura lateral en transición ataque-defensa, ya que mantendrían su posición, y en ciertas ocasiones al defender en el área, sobre todo Chancellor, por no medir su lado ciego ante el centro lateral.

A Venezuela, con balón, le faltaría ritmo para girar más rápido ante el buen bloque defensivo de Colombia, pero también un tercer escalón por dentro, ya que Savarino –a pesar de que en el segundo tiempo se aproximaría más a la base para apoyar en la gestación– no es un futbolista que por naturaleza (características) se sienta tan cómodo adoptando un rol de gestor y entre líneas. Destacaría Sergio Córdova en el juego de espaldas y el intento de Yangel Herrera por conectar con Darwin Machís en el lado débil.

El volante de 22 años es de los pocos nombres rescatables por parte de Venezuela ante Colombia a pesar de presentar diferentes problemas en gran parte por las fallas de coordinación del bloque defensivo, porque cuando lanzaba presiones altas, ya sea hacia Davinson Sánchez como hacia Lerma o Wilmar Barrios, la línea de la defensa no achicaba (podían mantener la zona o retroceder), creando un espacio a espaldas de Yangel Herrera que la selección contraria pudo aprovechar. Sin embargo, el “6” consiguió recuperar su posición en varias ocasiones a partir de su despliegue físico, consiguiendo cortar-recuperar u obligando al rival a arriesgar o pasar hacia atrás.

Mientras que con balón buscó relacionarse en corto, ya sea al acercarse a la primera línea de construcción para asociarse con los centrales, el lateral (Ronald Hernández) o Rincón, como también en ataque posicional para agrupar rivales junto al lateral o el extremo (Jhon Murillo), aunque también podía girar hacia el otro lado con Rincón o relacionarse en largo con el extremo de la otra banda (Darwin Machís). Consiguió activar en ocasiones el lado débil y avanzar el bloque a partir de su pase.

PERU – ANDRÉ CARRILLO

Contra un rival que fue agresivo en presión, la selección peruana comandada por Ricardo Gareca (4-3-3) casi siempre sacó el balón en largo en fases de iniciación ofensiva en la visita a Paraguay, posteriormente generando poco en ataque organizado en un escenario posicional de una manera general a lo largo de todo el partido teniendo únicamente un par de acercamientos de peligro y marcando el 0-1 con la ayuda de un cobro de lateral largo para el área en ese sentido finalmente. Dentro de todo eso, especialmente problemático para el conjunto Inca fue la ausencia de una referencia para bajar los balones largos lanzados por el portero Pedro Gallese ya que el experimentado delantero Paolo Guerrero, pieza clave en ese sentido habitualmente, no estuvo presente con el interior Pedro Aquino, el punta Raúl Ruidíaz, incluso el extremo Christian Cueva o luego Jefferson Farfán saliendo desde el banquillo alcanzando poco impacto en ese aspecto finalmente.


En fase defensiva, Perú buscó realizar una presión media/adelantada con uno de sus interiores (Pedro Aquino o Yoshimar Yotún) saltando sobre la primera línea del rival que hasta pudo forzar pérdidas peligrosas por parte de los paraguayos, sin ir más lejos con el 2-2 definitivo llegando justamente en una transición después de robo en campo contrario aprovechando la pérdida del mediocentro Mathías Villasanti, pero que nunca logró impedir salidas elaboradas de los Guaranís que posteriormente resultaron en muchas ocasiones en un escenario posicional especialmente en la segunda mitad, periodo en donde los locales anotaron sus dos goles de esta manera con el equipo de Gareca siendo superado defensivamente cuando tuvo que defenderse en campo propio, donde las ayudas de los extremos contra los laterales rivales fue mejorable, el constante desorden de los tres jugadores de mediocampo representó un problema (el mediocentro Renato Tapia estuvo siempre persiguiendo sombras) y la línea de cuatro defensores estuvo lejos de lograr sostener los desequilibrios generados previamente, en especial en los costados con los laterales Luis Advíncula y Miguel Trauco.

En un partido que dejó muy poco tanto en términos colectivos como individuales por parte de Perú de una manera general, el extremo derecho André Carrillo ha sido de largo la individuad más destacada del conjunto dirigido por Ricardo Gareca. Aunque su aportación al juego del equipo fue escasa más allá de algunos toques de calidad que al menos ofrecieron continuidad ofensiva en la segunda mitad y siempre tuvo muchos problemas a la hora de tapar las salidas ofensivas del lateral Blás Riveros que permitieron que los paraguayos generasen diversos ataques por su sector, Carrillo directamente marcó los dos goles de su selección atacando el segundo palo en centros al área completando cuatro intentos de remate en la segunda mitad (pudo tranquilamente anotar tres veces siendo mucho amenazador en los metros finales después del descanso) y también dejó un buen centro al área que terminó en oportunidad para Raúl Ruidíaz en la única ocasión que produjo en el último tercio.

BOLIVIA – ANTONIO BUSTAMANTE

En un partido muy complicado para la Bolivia de César Farías visitando Brasil, quedó claro la insultante superioridad individual de los locales, mientras los visitantes dejaron algún detalle importante que comentar.

Formando un 4-3-3 que buscaba un repliegue medio-bajo con la intención de acumular muchas piernas en la zona central y de esta manera invitar al rival a jugar por fuera, Bolivia logró empezar el partido mostrando solidez y dificultando a Brasil alcanzar fluidez con balón. Tras el 1-0 anotado a balón parado y con el paso de los minutos, empezaron a aparecer grietas en la defensa de la zona entre líneas, con constantes problemas para controlar a Neymar y Coutinho, mientras en la defensa de área se cometieron errores individuales, con el central Juan Valverde quedando señalado.

En la fase ofensiva, hubo poco éxito dentro de la idea de buscar salidas directas hacia el delantero César Menacho con una mala preparación de la segunda jugada, y en general superados ante los centrales brasileños en todo momento del partido. Tan solo alguna conducción de Bruno Miranda, que también fue capaz de amenazar desde lejos con su disparo, dieron alguna opción ofensiva al equipo.

Lanzando presiones altas saltando sobre Douglas Luiz, Bustamante dejó buenos movimientos subiendo la altura sin balón de su equipo y así evitando que se hundieran en demasía en su propio campo, mientras a la vez dejó también alguna acción defensiva notable en el control de su zona. Con balón tuvo poco peso, al igual que todo el equipo, y apenas ofreció salidas a los suyos. Con el paso de los minutos sus esfuerzos sin balón perdieron impacto y de esta manera, también lo hizo su presencia en el partido.

ARGENTINA – LUCAS MARTÍNEZ QUARTA

El debut de la Argentina de Scaloni en las clasificatorias para Qatar 2022 no convenció en absoluto desde un punto de vista futbolístico, a pesar de terminar sumando 3 puntos importantes para intentar construir desde el triunfo.
Partiendo desde una especie de 4231 con Paredes y de Paul en un doble pivot lineal y rígido tanto posicional como individualmente, Ocampos y Acuña abriendo campo por derecha e izquierda respectivamente, y Lautaro sujetando la pareja de centrales, Messi se colocó – o le colocaron- en medio de todo ese entramado, con la intención de situarle a espaldas de volantes rivales. La cuestión es que con Messi como único nexo y punto de apoyo en el juego interior del equipo, el bloque peruano pudo comprimir bien y priorizar fácilmente por qué zonas los argentinos podía avanzar, y cuáles eran las verdaderamente dañinas. Consecuencia de ello, Messi terminó bajando a menudo a recibir pases de la pareja de centrales, y a Argentina le faltaron muchísimas rutas sobre las que poder avanzar de manera mecanizada, y por ello, la intensidad con balón terminó siendo muy baja.


Pese a que el ejercicio sin balón cuando Ecuador reiniciaba el juego desde su portero fue bastante positivo, tanto por disposición como por implicación, Scaloni no pudo irse con buen sabor de boca de ninguna forma.


El flamante fichaje de la Fiorentina y ex jugador de River Plate, fue seguramente el futbolista más destacado de la victoria de la albiceleste ante Ecuador. Con pelota, ya no sólo fue uno de los pocos argumentos de verticalidad y creatividad en el momento de batir líneas, sino que incluso con pases largos sobre el costado más descongestionado propició los pocos ataques veloces de los suyos. Luego, cuando Ecuador dio un paso adelante y tuvo que proteger su meta, se erigió como un tótem anticipando a campo abierto, cruzando y, en general, mostrando sobriedad desde un punto de vista sensorial a todos los niveles, técnicos -técnica defensiva incluida ahí- y físicos.

PARAGUAY – JÚNIOR ALONSO

Dentro de un 4-3-3 que realizó juego de posición con extremos abiertos e interiores normalmente alejándose de la base de la jugada, la selección paraguaya entrenada por Eduardo Berizzo casi siempre intentó sacar el balón jugado de manera corta a pesar de una presión media/adelantada por parte de Perú, logrando buenos resultados en ese sentido especialmente en el tramo inicial de la primera mitad (25 minutos iniciales) y en el segundo tiempo, pudiendo progresar con el esférico para jugar en campo contrario especialmente por fuera con protagonismo para los laterales Alberto Espínola y Blás Riveros además de la aportación clave del central Júnior Alonso en fase de elaboración ofensiva, posteriormente generando ocasiones en un escenario de ataque posicional como se ha visto en las orígenes de los dos goles del extremo Ángel Romero ya en el segundo tiempo siendo el 2-1 con la ayuda de un tiro de esquina. El caso fue que Paraguay también siempre cometió pérdidas peligrosas en campo propio que finalmente fueron punidas con el 2-2 definitivo ya en el tramo final después de un error por parte del medio Mathías Villasanti en ese sentido.

Ya en fase defensiva, el conjunto Guaraní demostró la intención de realizar una presión adelantada en las pocas veces en que Perú buscó salir jugando de manera corta, con los visitantes normalmente adoptando una postura directa en iniciación que no generó demasiados problemas para los paraguayos especialmente debido a su superioridad a la hora de pelear en duelos aéreos. Aunque, por otro lado, los comandados de Berizzo tuvieron problemas a hora de defender el carril central en mediocampo en especial porque su mediocentro (Gastón Giménez) y los dos interiores (Andrés Cubas y Mathías Villasanti) no terminaban de realizar encajes individuales contra los medios del rival al mismo tiempo en que tampoco se dedicaban a defender sus zonas también frecuentemente con los tres estando muy alejados uno de los otros, vieron al lateral Blás Riveros encontrar muchos problemas al momento de contener el extremo derecho André Carrillo en la segunda parte y jamás pudieron alcanzar solidez en la defensa del área por parte de los centrales Gustavo Gómez y Júnior Alonso principalmente con el partido del jugador de Palmeiras quedando bastante a deber.

Aunque no haya completado un partido exactamente sólido a la hora de defender el área como se ha visto adoptando una postura pasiva en el centro que resultó en el segundo gol de Perú, Júnior Alonso ha sido con diferencia el mejor de los cuatro centrales titulares en la parte defensiva en las dos selecciones mientras su aportación con el balón, clave para el funcionamiento ofensivo de Paraguay permitiendo que la selección Albirroja progresase con para jugar en campo contrario, hizo con que el defensa de Atlético Mineiro fuera la individualidad más destacada del partido en Asunción. Entre envíos verticales y bombeados, Alonso ha eliminado frecuentemente a la línea de medios peruanos permitiendo que sus compañeros sumasen recepciones en ventaja a la espalda de la misma ya en la mitad rival de la chance además de también activar las salidas del lateral izquierdo Blás Riveros por su sector y el lado contrario con cambios de orientación al mismo tiempo en que tuvo una pérdida prohibida en mediocampo que pudo costar un gol al rival.

EQUADOR – ROBERT ARBOLEDA

A estréia do Equador pela Qualificatórias para a Copa do Mundo de 2022 é pouco destacável, não só pelo pouco tempo de trabalho de Gustavo Alfaro, ex-Boca Juniors, mas principalmente pela baixa qualidade criativa que rendeu a La Tri apenas 4 finalização e nenhuma certa. É fato que a Argentina (com apenas 8 finalizações e 1 gol de pênalti) também não colaborou para um espetáculo, mas se há algo para minimamente se salientar seria a pressão em bloco médio e encaixes aos volantes para impedir a criatividade argentina.

Em organização defensiva, postada no próprio campo não foi possível ver nada notável, apenas encaixes mais duros e tentativa de redução de espaço, essencialmente em Messi, e tentativas de interceptação, muito bem executadas principalmente por Arboleda.

Destacado Individual – Robert Arboleda (1991)

Arboleda, em momento defensivo como um todo, foi peça fundamental. Somando 10 (de 12) duelos defensivos ganhos o camisa 4 foi destacado como em suas noites de mais alto futebol pelo São Paulo ao ganhar tanto por cima quanto por baixo em tentativas a Lautaro Martínez. Bem em conduções ainda tentou quebrar algumas linhas, mas em noite de não funcionamento do meio de La Tri, foi obrigado a buscar lançamentos longos. Mesmo com poucas oportunidades no Brasil, Arboleda parece manter o alto nível de seu futebol.

CHILE – FRANCISCO SIERRALTA

Reinaldo Rueda propuso un plan reactivo con Chile en la visita al Centenario de Uruguay. Línea de cuatro defensas, linea de cuatro mediocampistas (con Fuenzalida externo natural) y dos delanteros para presionar y defender de manera organizada sin balón. El tema es que Chile presionó sin coordinación antes la apuesta de Tabarez de jugar con un mediocentro y dos interiores. Una vez que Uruguay salía desde abajo, Sanchez y Vargas ya tomaban a los centrales y para evitar libertad de Bentancur (mc) fue Charles Aranguiz (que partía defendiendo abierto en izquierda) quien saltaba a por el centrocampista de la Juventus, pero una vez que el devolvían en balón a Campaña, este encontraba fácilmente a Martín Cáceres como hombre libre en el lateral derecho con mucho tiempo y espacio para recibir, conducir y progresar varios metros sin oposición alguna. Pero las limitaciones de creatividad de Cáceres permitían a Chile reorganizarse en campo propio y juntar líneas para armar un bloque medio-bajo. La imprecisión y escases de creatividad en espacios reducidos debilitaron las ofensivas uruguayas. Y mucho merito también de Arturo Vidal mordiendo en mediocampo con el apoyo trasero de Francisco Sierralta. Así Chile sobrevivió durante toda la primera parte.

Luego con balón dejaban jugadas aisladas en transición, más por calidad individual que una automatismos o un foco claro de la zona a atacar tras hacerse con la pelota. En la segunda parte, Chile ha sentido más comodidad en sus posesiones y en una combinación de Aranguiz, Vargas y Sánchez lograron empatar el partido que ganaba Uruguay a causa de un tiro penalti de Luis Suárez. A partir del 1-1 Chile se asentó en un pozo de mayor confianza y empezó a soltarse en sus posesiones aunque sin conseguir una profundidad constante, ya dejaban de sufrir en cada pérdida y se acomodaban mejor mientras corrían a su arco, pero siempre clave Vidal y Sierralta en los choques o disputas (fuesen por césped o aire). Chile perdió referencias y colmillo tras la salida de Vargas que, más por presencia que nivel, estaba fijando y dividiendo atenciones a la zaga uruguaya. Cuando el empate estaba por sellarse, un centro colgado al área rechazado a medias brindó a Maxi Gómez, en total libertad, sacar un latigazo desde el balcón de área y en la agonía del partido. Derrota y mal sabor por el nivel colectivo mostrado para los chilenos que tiró de varias novedades en su oncena de estreno en clasificatorias rumbo a Qatar.

El espigado defensa chileno ha debutado como absoluto en clasificatorias mundialistas y ha dejado una exhibición para contener los múltiples desajustes y fallos de la línea media y compañeros de zaga. Incluso ha parcheado muy bien la espalda de Paulo Diaz cuando este saltaba a la presion y era superado. Además contuvo con fiereza en el cuerpeo a Luis Suárez limitandolo al apoyo de espalda sin posibilidad de giro ni mucho menos una chance de conducción por parte del charrúa. También se impuso en el duelo aéreo cuando intentaba activar al delantero del Atlético lanzando directamente a él. Lo más destacable de Sierralta ha sido su defensa dentro del área, especialmente cuando Chile estaba muy cerca de su portería sin muchas chances de salir. Ahí dejo intercepciones, bloqueos, despejes y mostró máxima concentración en todas las situaciones donde debía intervenir. Ya con balón ofreció muy pocos pases de calidad en salida, y es que tampoco tenía muchas opciones para progresar. Chile suma un defensa con expectativa de solidez de cara al futuro del nuevo proceso.

BRASIL – PHILIPPE COUTINHO

En general, el conjunto dirigido por el experimentado director técnico Tite ha demostrado un funcionamiento colectivo coherente con sus piezas en términos estilísticos a la hora de mantener la racionalidad en la ocupación de los espacios en organización ofensiva en fases de ataque posicional. Partiendo del 4-2-3-1, fue decisiva la presencia lateralizada en la base de la jugada por parte del mediocentro Douglas Luiz para permitir la activación en amplitud del lateral izquierdo Renan Lodi mientras el extremo Neymar tenía libertad entre líneas moviéndose en zonas intermedias; en derecha, el lateral Danilo fijaba como interno bajo haciendo movimentos de atracción para liberar el pase hacia afuera conectando con la posición abierta del extremo Éverton, al mismo tiempo que el mediapunta Philippe Coutinho asumía un rol clave dividiendo atenciones en el centro-derecha aunque tuviese total autonomía para moverse por los tres carriles. Contra un adversario francamente inferior como la Bolivia dirigida por César Farías, la selección verdeamarillo controló el duelo sin mayores problemas y logró generar ocasiones para producir hasta cinco goles a lo largo de los 90 minutos a pesar de su actuación en general estar lejos de convencer en términos de fluidez ofensiva (los brasileños han buscado preparar la pérdida con vigilancias de cercanos y intermedios manteniendo cinco jugadores por detrás de la línea de la pelota en organización ofensiva).

La estructura de Brasil con Douglas Luiz buscaría liberar a Renan Lodi en la banda, pero también a Coutinho, con la intención de que fuese el tercer escalón en el pasillo de adentro y crease triangulaciones con Neymar y Firmino por dentro; detalle que ocurriría en varios minutos a partir de los desplazamientos a espaldas de la línea del medio boliviana para convertirse en una opción de pase o para arrastrar rivales y así generar espacios, o también con su atracción en estático o en traslado para provocar ventajas a través de su pase, ya sea para provocar profundidad (espalda de la defensa contraria) como para gestionar en corto.

También sería importante al desplazarse hacia la base de la jugada para apoyar a los centrales (Thiago Silva y Marquinhos), a Casemiro y a Douglas Luiz, en la búsqueda de instalar a Brasil en campo rival, ya que Bolivia se posicionaría en su propio campo con un bloque bajo y la atracción y agilidad de Coutinho le permitiría conseguir ventajas, tanto por dentro como por fuera.

Por último, su movilidad le permitiría generar triángulos en ambos pasillos de afuera junto al lateral y al extremo, en esa búsqueda de profundizar y/o gestionar para liberar espacios. Varias de sus diagonales a espaldas de la defensa rival le permitirían arrastrar y generar zonas libres para el poseedor del balón.

URUGUAY – BRIAN RODRÍGUEZ

Uruguay inició su camino al Mundial de Qatar 2022 con algunas sorpresas en su once inicial y en la forma que se disponía-organizaba sobre el terreno de juego del Centenario ante la selección de Chile. Nicolás De la Cruz se metía como titular en lugar del no convocado Edinson Cavani para que el equipo quede defensivamente organizado en 4141 con el perteneciente a River Plate y Federico Valverde en los interiores, Rodrigo Bentancur en el mediocentro (de gran labor sin balón) y Brian-De Arrascaeta en las bandas mientras Luis Suárez completaba la ofensiva con una presencia nula en las fases que el equipo replegaba pero una muy participativa ofensivamente hasta la media hora de iniciado el partido.

Uruguay buscó, previo al gol del 1-0 parcial convertido por Suárez, buscar sacar el balón jugado desde atrás entregando una altura y vocación bastante ofensiva a sus laterales Viña y Cáceres, mientras Rodrigo Bentancur completaba un rombo con los centrales y Martín Campaña en los primeros pases con la intención de fijar y estrechar a Chile por dentro para encontrar al hombre libre por fuera.

En este sentido la creatividad, inventiva y capacidad de producir recibiendo al pie de Martín Cáceres como elemento receptor de mayor frecuencia en la salida fue una limitación en todos los aspectos para Uruguay en su búsqueda de dañar a una Chile muy descoordinada. Sin embargo, agradeció tener al extremo de LAFC por ese sector, ya que fue una constante amenaza para la defensa chilena con los desmarques que trazaba a la espalda de Díaz cuando este salía a por Cáceres, o la cantidad de decisiones que dejó cuando le tocó recibir en situaciones de 1v1 ya sea buscando el desborde hacia cualquiera de los dos perfiles o tocando el balón a zonas interiores si recibía en inferioridad numérica.

Algo que representa una evolución en el juego del extremo uruguayo, ya que usualmente se solía ver en él un jugador con condiciones físicas y técnicas muy interesantes pero con una mentalidad muy agresiva y demasiado vertiginosa al momento de darle sentido a sus acciones. Está jugando más inteligentemente. Aunque la resolución de algunas jugadas, por ejemplo el centro cuando llega a línea de fondo, sigue siendo mejorable.

Higor Santos Ver todo

Higor Santos es un joven brasileño analista y scout de fútbol internacional que trabaja como freelancer. Apasionado por fútbol francés y belga, sigue semanalmente diferentes ligas por el mundo con enfoque especial para Sudámerica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: