Saltar al contenido

ANÁLISIS DE LA JORNADA (#3) – UEFA CHAMPIONS LEAGUE 20-21

Con la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions League disputada, nosotros, en Mundial Scouting elaboramos un informe con valoraciones individuales de actuaciones destacadas de cada uno de los equipos que participaron en esta fecha.

ATLÉTICO DE MADRID – JOAO FELIX:


Empate del Atlético de Madrid en Rusia en un partido que dominó de principio a fin siguiendo la línea de las últimas semanas del 4-3-2-1 con Correa y Joao Felix detrás de Luis Suárez. El sistema está mostrando las mejores cualidades de Llorente y Saúl y luego la libertad de Joao junto con la asociación con Correa generó buenas cosas. Por su parte el Lokomotiv, buscó un partido de repliegue intensivo, metido en campo propio y con pocas opciones ofensivas, encontrando en un penalti.


El gran protagonista del partido, un día más, fue el Portugues Joao Felix que lleva semanas rindiendo a un nivel estratosférico, dominando el partido él solo con una libertad de movimientos que le permite brillar a la altura del enorme talento que es. En Rusia se ofreció a los centrocampistas, generó en 3/4 de campo, hizo muy buenos 1vs1 y dejó varios disparos muy buenos. Sin duda es el mejor futbolista del Atleti a día de hoy, y deben seguir potenciando para que continúe así. 

PORTO – JESUS CORONA

Victoria contundente y merecida del Porto ante un anticompetitivo Olympique de Marsella, que hizo un partido muy flojo en Do Dragao. Partiendo de un 4-4-2 o 4-4-1-1 con Corona – Otavio costados y Luis Diaz enlazando con Marega dominó el partido generando peligro a la portería de Mandanda. El OM hizo un rombo con Payet detrás de Thauvin – Benedetto, pero ni atacó bien, ni mucho menos defendió mejor. 


Sin tener en el partido un destacado individual claro, quizás Jesús Corona fue el que dejó individualidades más diferenciales dando dos asistencias y provocado un penalti. Fue protagonista en los 3 goles pero además dejó algunos apoyos y 1vs1 buenos y además aportó trabajo defensivo.

DYNAMO KIEVRUSLAN NESHCHERET


Victoria sin brillo del Barça en su tercer partido de esta Champions contra un Dinamo de Kiev que venía con muchas bajas provocadas por el covid. El cuadro de Koeman salió anoche con 4-2-3-1 con Leo Messi de inicio tirado sobre la derecha, pero el poco retorno defensivo que estaba teniendo lo hizo meterse de nuevo al centro. El juego colectivo no fue brillante, y defensivamente tuvieron muchísimos problemas. El Dinamo hizo un 4-3-3 que con la pelota hizo muy buenas salidas buscando en profundidad la velocidad de Gerson y que tuvo bastantes ocasiones aprovechando los desajustes defensivos del Barça. 


El destacado del partido fue Ruslan Neshcharet, un portero de 18 años que debutó ayer en Champions League debido a las bajas de todos los porteros de la primera plantilla. La primera gran prueba de Neshcharet fue en el Camp Nou y sin duda la aprobó con sobresaliente. Muy seguro por arriba, reflejos en el 1vs1 y muy buenas estiradas. Se mostró ágil y atento todo el partido. Fue el descubrimiento de la noche de ayer en Barcelona, seguiremos atentos para ver si mantiene el nivel en próximas actuaciones. 

SEVILLA – LUCAS OCAMPOS:

El conjunto de Julen Lopetegui volvería a tener problemas para encontrar ventajas en profundidad, en parte por la poca capacidad de ofrecerle sentido a la circulación, priorizando la verticalidad. Es decir, buscarían acelerar sin ofrecer una intención sino por desesperación para llegar a la portería rival, lo que provocaría acciones sin culminar y espacios en la transición ataque-defensa en donde el conjunto adversario generaría peligro, sobre todo por el poco timing en las acciones divididas, evidenciándose en los dos goles del Krasnodar (Jules Koundé llegaría tarde y realizaría faltas: tiro libre al borde del área y penal).

Lopetegui buscaría corregir luego del 0-2 con el ingreso de Óscar Rodríguez y Acuña. Y el Sevilla empezaría a ofrecer un poco más de pausa y sentido para acelerar con los desplazamientos y el repertorio de pases de Joan Jordán, los toques de primera de Óscar, la atracción de Lucas Ocampos en conducción y de Ivan Rakitić desde la base. Ahora bien, llegaría el 1-2, pero también una expulsión de Jesús Navas en una transición defensiva.

La dirección de campo del entrenador español le permitiría al Sevilla encontrar caminos para avanzar-profundizar (en parte porque el Krasnodar bajaría sus líneas en búsqueda de recuperar y hacer daño en transición) al armar una especie de 4-3-2 que mutaría en un 3-4-2. Joan Jordán (luego Fernando) descendería a la primera línea (con Diego Carlos y Gudelj) para así darle altura a Marcos Acuña y Lucas Ocampos, que ocuparían la amplitud de la banda izquierda y derecha respectivamente; mientras que Óscar Rodríguez y Ivan Rakitić buscarían acelerar por dentro para activar el pasillo de afuera o intentar conectar con Munir o De Jong.

Al final los goles llegarían por dos fallos del Krasnodar (pérdida de un defensor en la salida de balón y desatención en una acción de balón parado); pero el Sevilla lograría mover con mayor velocidad el balón hacia los lados, a partir de ahí Lucas Ocampos generaría con su desborde por fuera, ganando duelos y siendo más vertical que en el primer tiempo, en donde estaba intentando atraer para liberar y así atacar zonas con algún pase o centro lateral.

KRASNODAR – MATVÉI SAFÓNOV:

El equipo dirigido por Murad Musaev basaría su plan en construir un bloque medio-bajo en defensa posicional en búsqueda de recuperar y hacer daño en transiciones rápidas, demostrando, sobre todo en el primer tiempo, una estructura compacta con una gran defensa de área y un Matvéi Safónov atento para intervenir cuando la acción lo demandaba.

El plan ofensivo se basaría en la atracción de Berg (en ocasiones de Suleymanov o Utkin) sobre algún futbolista de la línea defensiva rival con el objetivo de generar espacios para verticalizar y lanzar. La intención sería que, tanto Utkin como los extremos (Suleymanov, Sabua o Spertsyan) o los centrocampistas (Gazinskiy o Olsson) buscasen atacar desde la segunda línea los problemas de coordinación del Sevilla, sobre todo en transición defensa-ataque, evidenciándose en la acción de la falta del 0-1.

El problema vendría cuando el Sevilla conseguía recuperarse en defensa posicional, porque al Krasnodar le costaría mantener el control del esférico. Acumulaba pases para intentar lanzar en profundidad, pero lo conseguiría sobre todo en los últimos minutos del partido, a partir de la gestación de Kristoffer Olsson.

Pero más allá de los problemas en fase ofensiva, el Krasnodar fallaría de manera constante en fase defensiva, en gran parte en el segundo tiempo, en donde el bloque estaría más cerca de la portería y perderían varios duelos que le permitirían al Sevilla avanzar y/o profundizar con uno menos, llegando a depender de las intervenciones de Matvéi Safónov.

El portero Safónov demostraría una gran lectura para salir a anticipar con timing centros laterales o acciones a balón detenido, entendiendo cómo orientar sus manos (ya sea mano abierta o con la mano cerrada) para despejar. Además, manifestaría su capacidad de reacción para sacar uno de sus brazos hacia arriba y así detener con agilidad.

Ahora bien, Safónov presentaría ciertos problemas en el blocaje, porque a pesar de que en algunas acciones lograría blocar, en otras le costaría, sobre todo al salir anticipar centros al área o remates potentes, en donde detenía en dos tiempos. Asimismo, demostraría un potente saque con su brazo (activar de espaldas) y con su pie desde el saque de meta (activar el juego directo), porque no se evidenciaría fuerza en sus envíos de volea. Eso sí, no mostraría señales de ser creativo en fase ofensivo; mejorable su toma de decisión en ciertas instancias para generar de mejor manera ventajas. 


JUVENTUS – LEONARDO BONUCCI

En general, dentro de las variaciones tácticas del joven director técnico Andrea Pirlo, que volvió a defender en el sistema 4-4-2 para ocupar los espacios en organización ofensiva saliendo con tres piezas desde abajo de forma fija con el lateral izquierdo Danilo cerrándose como tercer central mientras al extremo Federico Chiesa garantizaba amplitud permanente por el sector zurdo.

En este sentido, liberado como zaguero diestro en línea de tres, el experimentado defensa Leonardo Bonucci ha sido clave a la hora de generar ventajas con el balón en términos estructurales a través de su gran capacidad de activar lejanos y intermedios con pases entre líneas en un conjunto que ha buscado frecuentemente la activación de un tercer hombre buscando movimientos de apoyo de los delanteros Álvaro Morata y Cristiano Ronaldo.

Dicho eso, con los interiores Somália y Dávid Síger saltando en vigilancias individuales sin cerrar líneas de pase mientras el mediocentro Ihor Kharatin estuvo muy enfocado en tareas de ayudar a los centrales contra la amenaza de la doble punta rival, el Ferencváros jamás ha sido capaz de lograr solidez en el carril central partiendo del 4-1-4-1. Defensivamente, aunque no haya tenido dificultades en las fases de la Juventus sin el balón en un escenario de posesión dividida en la segunda mitad, Bonucci tampoco fue sólido en su propia área.

BORUSSIA MONCHENGLADBACH – FLORIAN NEUHAUS

En términos estructurales, la adaptación del director técnico Marco Rose en la visita al Shakhtar Donetsk ha sido especialmente llamativa a nivel táctico considerando el plan habitual de juego del equipo dirigido por Luís Castro. Como se ha visto en las dos primeras jornadas, los ucranianos buscan defenderse situados en bloque medio con la ocupación de espacios muy estrecha teniendo la intención de forzar fueras de juego con la última línea defensiva adelantada.

Para sacar ventajas posicionales de la manera que el rival defiende, el conjunto alemán tuvo la constante intención de salir desde abajo con tres hombres a partir de los descensos del mediocentro Florian Neuhaus mientras el pivote Kramer fijaba en un escalón intermedio, con los laterales Ramy Bensebaini y Stefan Lainer en amplitud para posibilitar la flexibilidad en las zonas intermedias.

Al final, buscando siempre atraer antes de atacar la profundidad y ganar altura por fuera, el rol de Neuhaus ha sido clave a la hora de organizar juego en progresión, con conducciones, fijaciones y pases para conectar con cercanos y intermedios en construcción ofensiva, situaciones que permitieron fluidez al Gladbach a la hora de avanzar con el esférico y producir situaciones como la que generó el 0-1 en una proyección de Lainer por banda derecha (el extremo Manor Solomon quedaba en duda sobre quien saltar y no bajaba en persecución para ayudar al lateral).

REAL MADRID – FERLAND MENDY

El Real Madrid – Inter, un partido clave de cara a la clasificación para los octavos de final tras los malos resultados de ambos equipos en las primeras jornadas, se desarrolló bajo un contexto muy particular, provocado por la búsqueda de ambos conjuntos de presionar mediante encajes individuales a todo el campo.

Ferland Mendy se enfrentaba a la pieza destinada a desequilibrar el partido a favor de los italianos, pues con Lautaro y Perisic controlados por los centrales rivales, la potencia y el desborde a campo abierto de Achraf Hakimi se suponía como el arma ganadora para Antonio Conte. Sin embargo, el lateral francés dio un partido excelso midiendo distancias en el duelo defensivo, corrigiendo a campo abierto y logrando anticipar, saliendo ganador de la mayoría de duelos individuales.

Con balón en fase ofensiva, Ferland también dio muestras de su gran comprensión del juego, completando siempre los triángulos por izquierda con Toni Kroos y Eden Hazard. Con el alemán generalmente en la base de la jugada, Mendy siempre compensó los movimientos de Hazard, ya sea ocupando zonas intermedias cuando el belga esperaba abierto (acentuado este mecanismo tras la entrada de Vinícius Junior en lugar de Hazard) o siendo profundo cuando el extremo fijaba por dentro. Tomó buenas decisiones y logró producir en campo rival.

BASAKSEHIR – DENIZ TURUC

El Istanbul Basaksehir se aprovechó de una horrible actuación colectiva del Manchester United para lograr la primera victoria de su historia en la fase de grupos de la Champions League. La principal clave del encuentro fue la desastrosa fase sin balón del conjunto inglés, con una mala preparación de la pérdida y regalando muchos espacios y distancia entre líneas en cada transición defensiva. Los locales aprovecharon esto para sumar salidas con su mediocampo lanzando, los apoyos de Demba Ba y las conducciones de sus extremos.

Una de las claves del equipo de Okan Buruk fue la constante búsqueda por el cambio de orientación, moviendo rápidamente el balón de lado a lado y creando ventajas a cada recepción. Los extremos, Edin Visca y Deniz Turuc, a pesar de que se encontraban en lados opuestos del campo, parecía que jugaban juntos y se tiraban paredes constantemente gracias a la precisión en los pases largos.  Eso, sumado a su amenaza a campo abierto, fue la clave de la victoria turca.

En el segundo tiempo, con el Manchester United instalado en campo rival y el Basaksehir replegando en campo propio, una clave importante fue el retorno defensivo de los extremos locales, llegando siempre al recorrido exterior frente a unos laterales rivales que tenían la misión de pisar línea de fondo con regularidad. En este sentido, el partido de Turuc fue muy positivo, manteniendo en todo momento la concentración, no como Visca que perdió la marca de Shaw en el gol rival.

BORUSSIA DORTMUND – MAHMOUD DAHOUD

El Borussia Dortmund se impuso con contundencia en su visita a Bélgica gracias a un buen planteamiento de Lucien Favre, que puso trampas a la presión mediante encajes individuales del Brugge, no presentando referencias fijas y sí mucha movilidad en campo rival para desordenar al oponente. Repitiendo el 4-2-3-1 usado en los últimos partidos, el equipo alemán concentraba mayoritariamente juego en izquierda a partir de la posición interior de Guerreiro para luego activar a un Meunier profundo en ventaja en el lado débil.

Buscando salidas elaboradas, el Dortmund también separó las alturas de su doble pivote, con Dahoud siendo la primera, muchas veces incrustado entre centrales, y Delaney por delante formando el 3+1. Con Erling Haaland dando mucha profundidad interior, y la flexibilidad en la ocupación de espacios mostrada por Brandt, Reyna y Hazard desequilibró al rival y favoreció la aparición de espacios en campo rival.

Mahmoud Dahoud estuvo muy preciso lanzando a sus compañeros, como en la acción del 0-3 encontrando a Meunier, y en general sumó asociativamente a lo largo del encuentro dirigiendo las posesiones de los suyos, además de también sumar acciones defensivas en el control de su zona a lo largo del partido.

WIJNALDUM – LIVERPOOL:


Si bien es cierto que la figura de Diogo Jota se llevó todos los titulares por su hattrick,y para comprender la superioridad táctica que le entregó Klopp a los suyos deberíamos hacer hincapié en la posición abierta de Curtis Jones por derecha en el momento de avanzar, confundiendo así el bloque rival y conectando mucho y bien con los 3 atacantes, bien en apoyo o en ruptura, la presencia de Wijnaldum en el mediocampo Red se antojó fundamental para pausar y controlar dentro el caos, ser un eslabón de descanso y freno en segundas jugadas, caídas o secuencias de posesión.

A su más que comentada intuición para las caídas o técnica defensiva en general, habría que añadirle el valor que poseen sus retenciones para que el equipo pueda luego correr. Sin tramos de descanso y retención, es prácticamente inviable trasladarse juntos o mantener el control sobre el juego al 100%. Si el Liverpool lo logró, fue también por el partido del mediocampista holandés.

WILMAR BARRIOS – ZENIT


El Zenit de Semak es un conjunto que en campeonato local está acostumbrado a llevar la iniciativa del juego desde la tenencia de la posesión, pero al mismo tiempo en competiciones europeas siempre había optado por posturas más pragmáticas hasta el momento. 

Ante una Lazio que cedió la posesión del balón y esperó en un bloque medio pasivo, la presencia de Wilmar Barrios en el primer pase le dio cierto punto de precisión a las posesiones rusas. Incrustado en lavolpiana como acostumbran a hacer, sus pases fueron en su inmensa mayoría de rutina, pero a técnica que le imprime a esos es destacable.

Sin ser el Zenit un conjunto con juego interior y sí más vertical, buscando la referencia de Dzyuba, cometió alguna pérdida en el momento de volver filtrar, pues tampoco es una de sus mayores virtudes. En su tónica defensiva, correoso e intenso en sus esfuerzos, fue capaz de cortar de raíz varias de las intentonas ofensivas visitantes.

BAYERN MUNICH – JOSHUA KIMMICH

Nuevamente el Bayern enfrentó un adversario que ha realizado una adaptación al juego del conjunto alemán partiendo del 4-3-2-1 en organización defensiva. En este sentido, dentro de un partido que estuvo marcado por muchísimo ritmo, transiciones y errores, con poquísima continuidad en el juego por parte de ambos equipos, el gran nombre de la noche ha sido Joshua Kimmich.

No sólo a la hora de organizar juego a través del pase en rondo corto, llevando el balón de lado a lado con su pie derecho, como también en términos de agresividad para lanzar presiones sobre el interior Enock Mwepu y mantener la misma línea de abordaje del Bayern en fase defensiva. Además, Kimmich, que ahora mismo se trata de uno de los mejores jugadores del mundo, asistió dos de las seis anotaciones del Bayern en la victoria por 2-6 en Austria.

FERRAN TORRES – MANCHESTER CITY

El español ha sido clave en su nuevo rol como delantero central. Evidenciando mucha movilidad entre líneas, participando en los apoyos tras descender por el carril interior creando una línea de pase que permita progresar y a su vez apoyar de espalda para la segunda línea. Además amenaza constantemente a su par, trazando rupturas a su espalda. Involucrado en todo momento. Incluso sin balón, presiona con agresividad los intentos de salida desde abajo con una buena orientación corporal para ir limitando visión y margen de maniobra.

MOISE KEAN – PSG

El delantero italiano luchó desde el comienzo en las disputas aéreas ante centrales de mayor estatura, pero más allá del acierto fue una incomodidad. Fuerza un error y asiste a Di María en el primer gol. A partir de eso, fue incesante en sus desmarques de ruptura corta y larga, dependiendo la altura situada. No estuvo muy preciso en sus ejecuciones, pero urgió constantemente a la zaga con una cintura suelta para driblar y cuerpear cada duelo individual hasta el último instante. Provocó un penalti y tiene un remate que pasa muy cerca de la portería contraria.

EMIL FORSBERG – LEIPZIG

Con su agresiviad y espirítu de competitivdad fue contagiando poco a poco a sus compañeros de escalar una cuesta muy empinada tras encajar el primer gol del partido. El sueco presionó con toda frecuencia las salidas de los centrales adversarios. Y cuando su equipo tenía el balón, contaba con total libertad de movimiento para flotar entre líneas u ofreciendo línea de pase abierta. Así, por banda izquierda que genera una conducción individual en la jugada del empate, luego a raíz de una aventura propia es que tiene remate peligroso y anota el penalti que permite la remontada del marcador. Además fue muy útil para ser un pilar de apoyo, con pases vertivcales (llovidos y rasos) que descargo con precisión complementando el vuelo de los volantes. Exhbición de asociaciones cortas en combinaciones rápidas.

THIAGO SILVA – CHELSEA FC

El veterano central brasileño sigue demostrando su vigencia y la calidad defensiva que viene atesorando hace años en sus pies pero también en su cabeza. No es casualidad que a la defensa del Chelsea le cambie la cara cuando Thiago Silva, y también Edouard Mendy, cuando ambos están presentes.

Y en este partido ante el Rennes precisamente, fue fundamental para controlar las pocas salidas que el conjunto francés buscaba en juego directo con Serhou Guirassy por aire o los pases que iban al espacio a espalda de los laterales; sumó intervenciones completamente catedráticas para defender la profundidad.

Pero además, con un Kurt Zouma que viene presentando un hándicap a la hora de sacar el balón jugado, Thiago se ve obligado a cargar con el mayor peso en la construcción para superar líneas por raso, en largo cambiando la orientación o abrir a los laterales en ventaja. Un elemento ya no solo competitivo, sino de nivel élite, que la defensa blue necesitaba.

ALEXANDER SCHOLZ – FC MIDTJYLLAND

Pese a la derrota final debido a dos errores individuales muy marcados del lateral izquierdo Paulinho, la actuación colectiva del Midtjylland estuvo muy a la altura de la exigencia del partido, pero también dejó rendimientos individuales para destacar como fue nuevamente el de Scholz.

El central danés fue fundamental para instalar a su equipo en campo rival con sus poderosas zancadas con balón controlado desde su propio campo al del rival, poniendo al lateral de su costado en ventaja constantemente y también abriendo el juego a carriles alejados con pases diagonales tanto por raso como por aire.

Defensivamente, fue quien permitió al Midjtylland competir y sostener el bloque alto que tenía como objetivo tapar pases internos del Ajax en la salida para obligarlos a progresar siempre por fuera con la amplitud que solía dar Tadic por izquierda. Scholz volvió a demostrar su calidad a la hora de anticipar y meter el pie lejos de su área, así como su inteligencia para reconocer cuándo hacerlo.

Federico De Mello Ver todo

Vivo en Uruguay y trabajo actualmente como freelancer en tareas de scouting y análisis táctico de fútbol. Soy un gran admirador del fútbol sudamericano y también del nórdico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: