Saltar al contenido

REPORTE TÁCTICO: AJAX 2-2 PSV EINDHOVEN

En el último domingo (10), Ajax y PSV Eindhoven protagonizaron otra edición del segundo clásico de mayor rivalidad en Países Bajos, de esta vez en un confronto marcado por mucho contenido táctico en términos de ejecución de estrategias por parte de ambos conjuntos, en un partido que mantuvo la distancia entre los equipos de Erik ten Hag e Roger Schmidt en la tabla de clasificación en Eredivisie. Con el empate por 2-2, el equipo Ajacied sigue como líder de la liga, con la persecución cercana del propio rival en cuestión además del crecimiento reciente del Feyenoord en la competición.

Ajax (4-2-3-1): André Onana; Noussair Mazraoui (Devyne Rensch, 80′), Perr Schuurs, Daley Blind, Nicolás Tagliafico; Ryan Gravenberch, Davy Klaassen; Dusan Tadic, Quincy Promes (Mohammed Kudus, 79′), Antony Santos; Zakaria Labyad (Sébastien Haller, 45′).

PSV Eindhoven (4-2-2-2): Yvon Mvogo; Denzel Dumfries, Jordan Teze, Olivier Boscagli, Philipp Max; Ibrahim Sangaré, Pablo Rosario; Mohammed Ihattaren (Erick Gutiérrez, 81′), Cody Gakpo (Ryan Thomas, 68′); Eran Zahavi (Noni Madueke, 82′), Donyell Malen (Mauro Júnior, 76′).

AJAX: PRESIÓN Y DEFENSA AL HOMBRE

Como es habitual a lo largo de la actual temporada, el director técnico neerlandés Erik ten Hag salió al terreno de juego del Johan Cruyff Arena con la intención permanente y agresiva de presionar arriba en cada reinicio los primeros pases del conjunto adversario. A través de encajes individuales, fue especialmente interesante la organización de esas referencias hombre a hombre por parte del Ajax contra el equipo de Roger Schmidt. Los extremos, Dusan Tadic y Antony Santos, saltaban a la presión en diagonal con los centrales, mientras Zakaria Labyad (delantero) e Quincy Promes (mediapunta) se emparejaban con Pablo Rosario y Ibrahim Sangaré, dejando la misión de defender los dos externos del PSV que iban hacia adentro para el doble pivot conformado por Davy Klaassen y Ryan Gravenberch, que tenían constante vigilancia sobre Cody Gakpo y Mohammed Ihattaren.

En general, el Ajax logró mucha efectividad en sus intentos de presión con estímulos de agresividad al hombre sobre todo en la segunda mitad, en un escenario de amplio dominio territorial del conjunto local en que finalmente limitaron el número de salidas ofensivas de un adversario que siempre mezclo iniciaciones cortas con juego directo en el primer montaje de la organización ofensiva. Para que eso sucediera, ten Hag hizo un pequeño y significativo cambio en la presión, con el ingreso de Haller, que empezó a presionar al central al mismo tiempo que Gravenberch saltaba individualmente sobre Pablo Rosario.

PSV EINDHOVEN: BLOQUE MEDIO Y ESTÍMULOS DE PRESIÓN EN 4-4-2

En términos estructurales, el ejercicio defensivo en altura media del PSV dirigido por Roger Schmidt ha sido notable a lo largo de la primera mitad (su postura también fue condicionada por el gol temprano en una combinación utilizando el concepto del tercer hombre con un gran apoyo de espaldas de Donyell Malen). Con la intención permanente de obligar el adversario a jugar hacia afuera en su primera fase de construcción, el equipo visitante frecuentemente forzaba el Ajax a retroceder su posesión hasta el portero André Onana, escenario en que era cómodo para el conjunto de Eindhoven, sobre todo a través del emparejamiento de su doble punta con los centrales del adversario, al mismo tiempo que tenían un cuidado especial para evitar la recepción como hombre libre de uno de los mediocentros en su espalda. En este sentido, ha sido clave el rol de Pablo Rosario, que saltaba en presión en vigilancia cercana sobre Ryan Gravenberch en el reajuste defensivo del PSV en 4-3-1-2 a la hora de presionar arriba.

Conforme el balón fuera avanzando, el PSV transformaba su posicionamiento defensivo en un 4-4-2 con buena relación de cercanos, intermedios y lejanos para inducir el rival hacia afuera manteniendo una presión agresiva sobre el poseedor de la pelota. Con líneas juntas en un espacio de 35-40 metros, el equipo visitante logró controlar con mucha efectividad los costados de su doble pivot para evitar recepciones en los cuadrados de las zonas intermedias. Cuando un pase vertical superaba Ibrahim Sangaré y Pablo Rosario, el mensaje era claro: impedir giros y achicar las distancias con los hombres de la última línea defensiva saliendo de zona.

De esta manera, el PSV completó 45 minutos iniciales notables en términos defensivos, teniendo problemas únicamente para defenderse en los costados (algo natural considerando que el plan buscaba inducir el adversario hacia afuera) contra las proyecciones en profundidad del marroquí Noussair Mazraoui en un tramo inicial antes de Dusan Tadic representar amenaza constante en situaciones de 1vs1 por banda izquierda contra el débil lateral Denzel Dumfries, que tampoco tuvo un buen soporte del joven central Jordan Teze.

En el vídeo abajo, edición completa de la defensa del PSV en los 80 minutos en que estuvo situado en bloque medio en 4-4-2 (Roger Schmidt cambia al 4-3-2-1 en el tramo final del partido debido a sus problemas para cerrar el carril central):

AJAX: REACCIÓN EN ATAQUE POSICIONAL EN LA SEGUNDA MITAD

En el vídeo-análisis en la secuencia, explicamos cada detalle de la dirección de campo de Erik ten Hag a la hora de condicionar el planteamiento de Roger Schmidt como respuesta a los problemas del conjunto Ajacied en los 45 minutos iniciales:

PSV EINDHOVEN: CAMBIO DE ESTRUCTURA AL 4-3-2-1 EN EL TRAMO FINAL

Como mostrado en el vídeo-análisis arriba, el Ajax cambió completamente en la segunda mitad gracias al ingreso de Sébastien Haller y el crecimiento notable de Daley Blind en salida de balón gracias a su gran capacidad de activar intermedios con el pie izquierdo. En este caso, el equipo local pasó a concentrar juego asociativo en el costado zurdo, con gran flujo de interacciones entre Nicolás Tagliafico, Dusan Tadic, Quincy Promes y Ryan Gravenberch en este sector, ocupando diferentes alturas y con flexibilidad para mantener los espacios ocupados en ataque posicional. A partir de Blind, lograron encontrar los movimientos de Promes en zonas intermedias y la presencia de Haller en apoyo entre líneas, algo que permitió mayor fluidez y mejores progresiones con la posesión del balón en un escenario de amplio dominio territorial, obligando largos esfuerzos de Ibrahim Sangaré y Pablo Rosario para cuidar de sus espaldas.

Preocupado también con la amenaza de Antony Santos en lado débil, Roger Schmidt cambió al 4-3-2-1 con el ingreso del pivote mexicano Erick Gutiérrez, que liberaba Rosario y Sangaré como interiores a la hora de saltar en presión sobre los centrales del Ajax mientras los extremos compensaban cerrándose para mantener una buena distancia entre los sectores. A través de eso, el PSV ni siquiera sufrió en los 10 minutos finales debido a la intervención del director técnico alemán.

Higor Santos Ver todo

Higor Santos es un joven brasileño analista y scout de fútbol internacional que trabaja como freelancer. Apasionado por fútbol francés y belga, sigue semanalmente diferentes ligas por el mundo con enfoque especial para Sudámerica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: