Saltar al contenido

COPA LIBERTADORES: PALMEIRAS 0-2 RIVER (VUELTA)

En el partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores 2020-21 que ha definido el primer clasificado con el boleto a la gran final en el Maracanã que será disputada en el 30 de enero, el River Plate dirigido por Marcelo Gallardo logró competir a través del planteamiento de su entrenador y fue capaz de pelear hasta los últimos segundos por la clasificación pese la derrota por 0-3 en la ida, estando muy cerca de una remontada brutal en el Allianz Parque.

Más allá del aspecto táctico, la clave del juego nuevamente estuvo en el estado de ánimo y control emocional, de esta demostrado de manera sólida por parte de los argentinos, que crecieron sobre todo tras llegar al 0-1 a balón parado

En este sentido, Gallardo fue muy coherente saliendo en 3-5-2 con un plan muy claro: la verticalidad en cada posesión, siempre buscando acelerar con pases verticales para buscar apoyos entre líneas y movimientos complementarios de su doble punta conformada por Rafael Santos Borré (enfocado al apoyo) y Matías Suárez (relacionado a la ruptura). Con los carrileros amplios y teniendo protagonismo en ataque, además de la figura de Enzo Pérez como responsable por el primer pase, el River generó muchísimo ofensivamente después que logró imponerse tras el primer gol a balón parado pese a no empezar especialmente bien el encuentro.

La gran actuación individual del partido ha sido el encuentro firmado por Nacho Fernández, que completó una exhibición para el recuerdo

Contra un adversario que nunca buscó presionar arriba y siempre esperó en bloque bajo en su propia mitad en 5-4-1, Nacho Fernández ha generado muchísimas ventajas tácticas a través de dos conceptos: su control orientado para recibir entre líneas y la movilidad para ofrecerse en los costados creando una interacción muy fluida con el carrilero derecho Gonzalo Montiel por el sector diestro, dónde fueron producidas gran parte de las superioridades de River en ataque posicional. Con su técnica depurada y físico extraño (piernas muy finas y largas, que facilitan su agilidad en el gesto tras recepción orientada), el interior argentino lideró el intento de remontada de River, contra una versión realmente muy débil de Palmeiras, que estuvo superado a lo largo de gran parte del duelo (tácticamente, los pivotes Danilo y Zé Rafael no tapaban sus espaldas y los centrales externos de la línea de tres zagueros tampoco tenían claro cómo y cuando saltar en el achique).

Higor Santos Ver todo

Higor Santos es un joven brasileño analista y scout de fútbol internacional que trabaja como freelancer. Apasionado por fútbol francés y belga, sigue semanalmente diferentes ligas por el mundo con enfoque especial para Sudámerica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: