Saltar al contenido

DESTACADO TÁCTICO – EVERTON DEFENSA ORGANIZADA VS LIVERPOOL

Carlo Ancelotti y su plan de contrarrestar los ataques del Liverpool surtió efecto durante todo el partido. Everton se adelantó rápidamente en el marcador gracias a una recuperación alta y un pase filtrado de James Rodríguez para Richarlison, que ganó la espalda de Ozan Kabak y definió muy bien ante Alisson Becker. Una vez conseguida la ventaja parcial (tercer minuto de juego), los Toffees pusieron en práctica su 5-3-2 en fase defensiva, que alternaba a 4-4-2 de acuerdo a los movimientos que Andy Robertson realizaba en el conjunto de Jürgen Klopp: si el lateral se posicionaba alto, Séamus Coleman formaba parte de la defensa de cinco; pero si el escocés jugaba a la altura de los mediocampistas, entonces se pasaba a línea de cuatro con Mason Holgate en el lateral derecho y el capitán irlandés actuando como volante externo.

De hecho, la persecución individual de Séamus Coleman ante Andy Robertson pudo ser el único desajuste del bloque planteado por el Everton; este arrastre de marcas provocaba que Sadio Mané recibiese preparado para el uno contra uno frente a Mason Holgate, situación en la que el defensor tuvo las de perder. Sin embargo, el senegalés no estuvo fino en los regates (4/10) y el equipo de Ancelotti pudo controlar la única situación desfavorable de su planteo sin balón.

Uno de los motivos por los cuales la fase defensiva del visitante fue tan efectiva radicó en la solidaridad y compromiso de los once futbolistas Toffees. Los encargados de la primera presión eran Rodríguez y Richarlison, que incomodaban la salida del Liverpool. Por detrás, Abdoulaye Doucouré, Tom Davies y André Gomes eran responsables de tomar a los posibles receptores de los Reds. Así, el compilado dirigido por el galardonado entrenador italiano priorizó el cierre de los pasillos interiores, estacionó un bloque bajo y obligó al adversario a atacar por las bandas, donde se impuso con autoridad.

En definitiva, al Liverpool se le hizo muy difícil encontrar profundidad y, cuando lo consiguió, se topó con tres regios zagueros centrales que despejaron cada centro al área, o con un imperial Jordan Pickford bajo los tres palos. Por momentos pecó de circulación lenta de la pelota, pero quizá no haya existido un error claro en el ataque posicional del conjunto local, sino que el mérito fue del visitante: coberturas y ayudas defensivas constantes, gran compromiso general de los jugadores y convicción al momento de ejecutar la idea del entrenador. Everton consiguió un triunfo histórico en el Derby de Merseyside tras veintidós años de espera; Liverpool duerme fuera de la zona de plazas europeas y alcanza su cuarta derrota consecutiva en Anfield. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: